¡Se sabe la de chambear! Captan a oso con trabajadores de construcción en San Pedro | VIDEO

El animalito ni se inmutó por la cercanía de varios trabajadores, que de inmediato sacaron sus teléfonos para tomar video.

Oso sorprende a trabajadores de construcción en San Pedro / Especial
San P /

La sed hizo que un oso bajara del cerro y se metiera a una construcción a buscar agua, a plena luz del día.

El animalito ni se inmutó por la cercanía de varios trabajadores, que de inmediato sacaron sus teléfonos para tomar video y dejar constancia de lo que para ellos fue una insólita anécdota.

En el sector de San Agustín, en el municipio de San Pedro, no es raro que de vez en cuando aparezca un oso caminando por las calles y buscando algo de comer entre los botes de basura, pero generalmente es por las noches cuando deambulan por la zona.

Sin duda que no les gusta mucho ser vistos, y por eso prefieren la oscuridad para sus correrías, por lo que generalmente los captan las cámaras de seguridad de la residencias.

Pero este viernes, eran las 9 de la mañana cuando apareció el plantígrado, más puntual que muchos de los trabajadores.

Varios de ellos se preparaban para iniciar sus labores, y vieron con sorpresa como el oso caminaba con absoluta seguridad hacia donde ellos estaban, y se dirigió directamente a un bote de 20 litros, qué utilizan para acarrear el agua que necesitan. El animalito se asomó, vio que había agua y metió el hocico para saciar su sed.

Estaba prácticamente al alcance de uno de los albañiles, y todos los demás le animaban a que lo tocara, pero este dudó ante el temor que el oso mordiera, y aunque se veía muy Pacífico, uno nunca sabe qué genio se cargan sí los molestan.

Mejor sacó su teléfono celular y lo grabó para luego llevar la imagen y platicarle a su familia la aventura que le tocó vivir, con semejante animal salvaje tan cerca de él.

Pero el oso se comportó con todas las reglas de urbanidad, y lo único que le faltó fue dar las gracias, o quizá las dio en su idioma que nadie entendió.

Satisfecha su sed, husmeo por ahí en varios rincones de la obra, con tanta minuciosidad, que algunos albañiles llegaron a sospechar que se trataba de algún ingeniero supervisor disfrazado.

El plantígrado y luego, elegantemente, tomo una rampa que lo llevó nuevamente hacia la zona despoblada, seguramente para volver a su hábitat a dormir una siesta, cómo preparación para su temporada de hibernar.


​jvl

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas