Talleres de piñatas en Cuautitlán trabajan a su máxima capacidad para preservar la tradición

Los artesanos producen hasta mil piñatas por día en las localidades de San Mateo, Las Trojes, El Tejocote y Santa Elena.

Piñatas en talleres de Cuautitlán./ (Especial)
Estado de México /

Los artesanos de Cuautitlán, Estado de México, trabajan a marchas forzadas para entregar las tradicionales piñatas de picos y colores antes de que inicien las posadas del 16 al 24 de diciembre.

Más de 30 talleres familiares trabajan a toda capacidad en el poblado de San Mateo Iztacalco, generando hasta 100 piñatas por día, que para ellos significa la temporada grande de ventas, en años anteriores llegaron a ofertar hasta 700 mil unidades.

En los talleres de San Mateo, Las Trojes, El Tejocote y Santa Elena en Cuautitlán, utilizan toneladas de papel periódico, moldes y pinturas, para dar color a las tradicionales estrellas de cinco y siete picos, además de las clásicas figuras sacadas de comics y muñecos de moda.

Los poblados de las zonas del municipio colindantes con Melchor Ocampo y Tultepec, ya exhiben sus mercancías, son de los artesanos que se preparan para la temporada grande de ventas piñatas que son el complemento de las fiestas navideñas y de fin de año, como lo explicó, José Pallares, miembro de la familia que desde hace décadas se dedican a la fabricación de éstas.

“Sin duda que la piñata también ha evolucionado, anteriormente se producían usando ollas de barro que se traían de Temascaltepec, pero por los accidentes que se provocaban al romperse, los restos caían en la cabeza de las personas y los niños, y llegaban a lesionarlos. Hoy se usa papel periódico y cartón, el papel china y punturas con base agua”, explicó José.
Los artesanos venden sus piñatas en la carretera Cuautitlán-Melchor Ocampo, conocido como el "kilómetro de la piñata". (Especial)

Según la Asociación de Artesanos Piñateros de Cuautitlán, hasta antes de la pandemia se llegaron a producir hasta 700 mil piñatas, la mayoría para las fechas decembrinas eran de cinco y siete picos.

Desde años anteriores los artesanos informaron de una dificultad para conseguir el papel periódico para las piñatas, se requieren toneladas para sacar la producción de cada temporada, y ya casi no se consigue tan fácil como antes, explicó José.

Según la asociación acuden a la Ciudad de México a buscar los sobrantes de periódico, buscan en los talleres de impresión del Valle de México los sobrantes y han llegado a comprar el papel en las recicladoras.

La Asociación de Artesanos y Piñateros de Rancho Santa Elena, alberga a otros grupos de productores de las piñatas, para ellos las dificultades está conseguir los espacios donde puedan exhibir sus productos para la venta.

Don Manuel González es vecino de Las Trojes, cerca de Santa Elena, explica que hace cinco años las autoridades les permitieron usar las aceras de la carretera Cuautitlán-Melchor Ocampo, formando el llamado “Kilómetro de la Piñata”, luego las autoridades locales los reubicaron a un mercado artesanal al lado de un centro comercial, donde disminuyeron sus ventas.

KGA

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas