Premier League pretende bloquear traspasos de jugadores al futbol de Arabia Saudita

El balompié inglés desea evitar el flujo de futbolistas entre la liga europea y la árabe.

Foto: Premier League
México /

La Premier League votará en su próxima reunión una propuesta para prohibir las cesiones de jugadores a la liga de Arabia Saudí en el mercado invernal.

Esta medida, adelantada por The Athletic, sería temporal para evitar el flujo de jugadores que se marchan al fútbol saudí y que experimentó un crecimiento este verano con la salida de jugadores como N'Golo Kanté, Sadio Mané, Roberto Firmino, Edouard Mendy y Jordan Henderson.

De este modo se evitarían operaciones como la que avista el Newcastle United, que pretende firmar en calidad de cedido a Ruben Neves, ahora en el Al Hilal, ante la sanción de Sandro Tonali, que se perderá los próximos diez meses de competición. Esta transferencia estaría entre dicho por los vínculos entre el Newcastle y Arabia Saudí, ya que el club fue comprado a finales de 2021 por el fondo de inversión pública del país saudí (PIF, por sus siglas en inglés).

La próxima reunión de la Premier, en la que los 20 clubes votarán esta medida, tendrá lugar el 21 de noviembre. Algunos clubes confían en que esta medida pueda ampliarse a los fichajes, no solo a las cesiones, y que pueda implantarse también para el próximo mercado veraniego.

Reino Unido busca introducir regulador independiente para futbol inglés

El Gobierno británico pretende introducir un regulador independiente para el fútbol en 2024, siendo ésta una de las medidas fundamentales que surgieron tras el fracaso de la Superliga Europea en la primavera de 2021.

Esta iniciativa, que se incluyó dentro de la reforma del fútbol inglés, encaminada a evitar Superligas y a dar más poder a los aficionados dentro de la estructura de los clubes, fue mencionada en el discurso del rey Carlos III, al inaugurar este martes el Parlamento británico y el Gobierno de Rishi Sunak, primer ministro del Reino Unido, está comprometido a llevarla a cabo.

Este regulador tendrá poder para supervisar los ingresos de los clubes, investigar a sus dueños, proteger la herencia de los equipos y a sus aficionados e incluir una licencia con la que los clubes ingleses operarán y con la que se trata de evitar que se unan a proyectos externos a las competiciones UEFA, como fue el caso de la Superliga, en la que tomaron parte como miembros fundadores seis clubes ingleses: Manchester United, Manchester City, Liverpool, Tottenham Hotspur, Arsenal y Chelsea.

Entre los poderes que podría tener se incluye la posibilidad de que intervenga en la distribución de los derechos televisivos, que en estos momentos se venden por 5.000 millones de libras a nivel doméstico y por una cantidad similar a nivel internacional.

Tracey Crouch, exsecretaria general de deporte e impulsora de la reforma, aseguró que está encantada de que el primer ministro reconozca que los aficionados a lo largo de la pirámide del fútbol inglés quieren la sostenibilidad financiera de la competición a largo plazo.

"En el campo, el fútbol inglés es admirado en todo el mundo, pero es importante que estas medidas se pongan en marcha para asegurar que nuestro deporte nacional esté en forma en el futuro"


  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas