AC Milán empata con el Lecce en la Serie A

El conjunto rossoneri no pudo ganar como visitante.

Foto: @acmilan
Apulia, Italia /

El Milan, que dejó escapar una ventaja de dos goles y sufrió en los compases finales ante el Lecce (2-2), tras una primera mitad que tuvo controlada, tiró por la borda las buenas sensaciones que consiguió tras su victoria ante el PSG y salvó un empate que alarga su mala racha en la Serie A, en la que lleva cuatro jornadas sin ganar.

El duelo terminó tras un tiempo añadido loco en el que Giroud fue expulsado y en el que el Lecce marcó un gol, anulado por una falta previa, y devolvió al Milan a la realidad que vive en la Serie A, una competición en la que volvió a presentar una versión muy alejada de la que exhibió en Liga de Campeones ante el PSG.


Los dos primeros puestos se alejan de la parte 'rossonera' de Milán. Y es que la gran victoria ante el PSG pareció cambiar la dinámica del Milan, pero la tempranera lesión de Rafael Leao fue un presagio de lo que estaba por llegar: una nueva pesadilla para Pioli ante el Lecce, con el que ya empató a dos goles la temporada pasada.

Ingresó Okafor en el campo y dominó al Lecce con la profundidad del sustituto de Leao que, junto a Theo, se erigió como el arma más peligrosa del primer tiempo.

Tanto que el primer gol llegó de una acción conjunta de ambos. Rozando la media hora de partido, una pared entre ellos acabó con el lateral galo tocando la línea de fondo y centrando al área pequeña, donde Giroud remató con la tripa para abrir el marcador.


No se conformó el Milan y apagó cualquier tipo de posible reacción local con un contra que dirigió Reijnders desde el centro del campo y que finalizó él mismo, uno de los mejores de la temporada 'rossonera', para ampliar una ventaja, en lo que fue su primer tanto como milanista, que pudo ser de hasta tres goles si, en la siguiente jugada, el propio Reijnders no se hubiera topado con el palo en una jugada muy similar a la del gol.

Un primer tiempo que cerró una mano salvadora de Maignan, a modo de preaviso de lo que sería el segundo, que pareció ser suficiente para el Milan, conformado con el resultado en una segunda mitad en la que todo se le volvió en contra. Porque en menos de cinco minutos, el resultado pasó de victoria casi segura a un empate a dos goles con peligro de derrota.

Primero con un gol de Sansone en el minuto 66 tras un saque de esquina mal defendido por la zaga 'rossonera', mermada por el cambio obligado de Davide Calabria en el carril derecho por molestias, que dejó paso a un Musah que cuatro minutos después provocó el empate del Lecce con una pérdida en fase de construcción que acabó en el tanto de Banda.

Cada vez que el Lecce tuvo posesión del balón el Milan no pudo frenarlo. Sufría el combinado de Milán en cada ataque del Lecce, convencido de sus posibilidades de victoria, que en buena parte pasaron por el remate de Sansone al palo a falta de cinco minutos para el final, un testarazo al que Maignan no pudo hacer nada para llegar y que no entró por pura fortuna.

De hecho, el Lecce marcó en el último minuto del tiempo añadido tras la expulsión de Giroud por protestas. Un golazo de Piccoli desde fuera del área que fue anulado por una falta previa en la jugada del tanto. Se salvó el Milan por segunda vez y pudo rescatar un punto en el caos de Lecce.

Cuarta jornada consecutiva sin ganar del Milan, que puede alejarse de la cabeza de la carrera por el título tras un crisis de resultados que pareció haber superado el martes ante el PSG, pero que alargó este domingo ante un Lecce que mereció la victoria.

MP

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas