Juventus gana de último minuto el partido ante Monza y es líder momentáneamente de la Serie A

La Vecchia Signora ganaba el partido 1-0, sin embargo, le lograron empatar al 91' pero al 94' Federico le dio los tres puntos al conjunto de Massimiliano Allegri.

Monza vs Juventus, jornada 14-Serie A / CORTESÍA: AFP
Monza, Italia. /

Gris, sin florituras y efectivo arriba, el Juventus ganó 1-2 al Monza y de forma provisional ocupó la primera plaza de la Serie A gracias a las apariciones de Adrien Rabiot que rompieron el tedio y sacaron a su equipo de un lío tras jugar con fuego y casi quemarse.

Los hombres de Massimiliano Allegri asaltaron el liderato tras firmar un duelo soporífero que se resolvió en un par de arreones, uno en cada parte, que consiguieron atraer la atención de un público que bostezo a bostezo acabó excitado con un minuto de locura al final en el que el Monza estuvo a punto de sacar los colores al Juventus.

Atrincherado atrás después del tanto inicial de Rabiot, el Monza empató por medio de Valentín Carboni en el minuto 91 en su único remate en todo el partido. La especulación del Juventus estuvo a punto de costarle carísimo, pero el centrocampista francés salió al rescate para inventarse una excelente jugada al borde del pitido final que acabó en una asistencia que no desaprovechó Federico Gatti.

El tanto de Gatti sirvió al Juventus para superar al Inter en la clasificación y podría acabar la jornada líder si su rival pierde en el estadio del Napoli. Fue un alivio para un equipo que a lo largo de los noventa minutos apenas amasó ocasiones. Tampoco un fútbol vistoso.


Aparentemente, controló bien al Monza, que quería tomar impulso para salir de la zona tranquila de la tabla y acercarse a la noble. El hambre del Juventus por el liderato pudo más que la ambición de su rival, que sólo disparó una vez entre los tres palos de la portería defendida por Wojciech Szczesny. Fue suficiente para dar un susto tremendo al equipo de Allegri.

Pero Rabiot se encargó de acabar con el sopor en los dos únicos instantes excitantes del choque. El primero llegó en el minuto duodécimo, cuando Dusan Vlahovic se encontró con un doble paradón de Michele Di Gregorio, que primero sacó una mano imposible a un penalti lanzado por el delantero serbio y después, en el rechace, se estiró como un felino para sacar el rebote que remató el mismo Vlahovic.


La felicidad de Di Gregorio duró apenas unos instantes, los que tardó Andrea Cambiaso en lanzar un córner directo al punto de penalti que remató Rabiot en una jugada clavada al tanto que fabricaron Xavi Hernández y Carles Puyol en las semifinales ante Alemania del Mundial de Sudáfrica 2010. En esta ocasión, fue Rabiot quien pasó como un tren de mercancías para mandar violentamente la pelota a la red de la meta del Monza.

Ese penalti y su posterior córner bastó al Juventus para saciar su hambre de victoria en el primer acto. El segundo, no trajo nada nuevo al duelo. Aunque el Monza logró amasar la pelota en la parcela del equipo de Allegri, éste se atrincheró casi sin fisuras hasta casi dejar el casillero de ocasiones a cero ante un equipo que acabó desesperado frente al muro turinés.


Minuto a minuto, el tiempo pasó como una losa para el público, que bajó un aguacero sufrió un tedio casi insoportable sólo alterado por el segundo periodo de tiempo excitante del choque: primero empató Valentin Carboni y después Rabiot se sacó de la manga la jugada decisiva que remató Gatti. No hubo más y Rabiot fue suficiente para el Juventus, líder provisional gracias a las apariciones del medio francés en un encuentro mediocre del equipo de Allegri.

MPP

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas