Juventus sufre para rescatar un empate agónico gracias a un autogol del Cagliari en la Serie A

A pesar de que el título de liga ya se ve lejano para el equipo de Turín, la pelea por los primeros puestos para la Champions del siguiente año sigue siendo la misión.

Juventus empata ante Cagliari gracias a un autogol en la Serie A / Reuters
Italia. /

El Juventus, que se encuentra en problemas económicos con Cristiano Ronaldo, se aferró a sus opciones de pelear la segunda plaza de la clasificación al Milan tras firmar este viernes un sufrido empate (2-2) en su visita al campo de un Cagliari que durante 87 minutos acarició la posibilidad de derrotar al conjunto 'bianconero'.

Una victoria que los locales parecieron en disposición de poder lograr tras superar por completo al Juventus en una primera mitad que el equipo sardo cerró con una ventaja de dos tantos (2-0), incomprensible sin la actuación del delantero angoleño Zito Luvumbo, que se convirtió en una pesadilla constante para la zaga juventina.

Luvumbo, que cumplió 22 años el pasado mes de marzo, no será posiblemente el mejor rematador, ni el delantero más efectivo de la Serie A, pero pocos habrá tan trabajadores en el campeonato italiano.

Justo lo que necesita el entrenador del Cagliari, el veteranísimo Claudio Ranieri, que tuvo claro desde el principio que la mejor fórmula para derrotar al Juventus pasaba por guarecerse en su campo y tratar de sorprender a los turineses a la contra.

Un planteamiento en el que Ranieri encontró su mejor interprete en el atacante angoleño que no sólo fue el más insistente en la presión, sino que cada vez que robó el balón descargó con celeridad el esférico y se ofreció con velocidad a la contra.


Pero el Cagliari no sólo llevó el peligro a la portería rival con sus rápidas transiciones, sino que encontró en las jugadas a balón parado un camino inmejorable para inquietar al guardameta polaco del Juventus, Wojciech Szczesny.

Si a los ocho minutos de juego la falta de atención de los zagueros visitantes permitió a Eidor Shomurodov rematar completamente solo de cabeza un saque de esquina, en el veintisiete otra despiste de los defensas juventinos volvió a conceder otra inmejorable ocasión al Gagliari.

Pero a diferencie del remate del atacante uzbeko el cabezazo de Alberto Dossena sí tuvo consecuencias, ya que el remate del defensa local toco en el brazo del brasileño Bremer, lo que no pasó desapercibido ni para el VAR, ni para el colegiado que tras revisar la imágenes sancionó la pena máxima.

Penalti que se encargó de transformar en el 1-0 Gianluca Gaetano que engañó por completo a un Szczesny, que seis minutos más tarde, en el 36 tuvo que volver a enfrentarse a otro lanzamiento desde los once metros, que él mismo provocó tras derribar en el área a Luvumbo.

El enésimo robo de balón de angoleño permitió a Luvumbo retar en velocidad a Federico Gatti y plantarse en el área donde fue arrollado por el guardameta polaco que no pudo impedir que el colombiano Yerri Mina, el encargado de lanzar el penalti, firmase el 2-0 para el Cagliari.

Un resultado que pareció despertar definitivamente al Juventus que sólo con el marcador en contra logró activar a la dupla ofensiva que conforman Federico Chiesa y el serbio Dusan Vlahovic.


De hecho, en la primera vez que ambos combinaron el balón acabó en la portería del Cagliari, un gol que no subió al marcador al comprobarse que Chiesa arrancó en posición antirreglamentaria antes de asistir a Vlahovic.

Si contabilizó el tanto que el atacante balcánico anotó a los 62 minutos al sorprender al portero local Simone Scuffet con un lanzamiento de falta en el que Dusan Vlahovic sorteó por el exterior a la barrera.

Un tanto que acabó por despertar el instinto depredador de un Juventus que encontró definitivamente la recompensa a la notable mejoría que los de Massimiliano Allegri mostraron en la segunda parte a los 87 minutos con el autogol de Dossena que introdujo el balón en su propia portería (2-2) al tratar de despejar un centro del turco Kenan Yildiz.

MPP

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas