Luka Modric cumple 500 partidos como jugador del Real Madrid

El mediocampista celebró su hito con 38 años y una victoria en el Superclásico ante el Barcelona.

Luka Modric / @RealMadrid
Redacción /

El croata Luka Modric jugó este sábado, con 38 años y 47 días, su partido 500 como elemento del Real Madrid, cifra que festejó con una victoria (1-2) en el clásico en el estadio Olímpico Lluis Companys de Barcelona, en el que volvió a dejar muestras de su magisterio.

Modric, que fichó con club blanco en la temporada 2012-13, tuvo que comenzar el encuentro en el banquillo y fue uno de los artífices de la reacción del equipo de Carlo Ancelotti cuando saltó al césped a los 63 minutos, en sustitución del alemán Toni Kroos.

El Real Madrid se encomendó no solo al acierto de Jude Bellingham, sino también a su fútbol. Incluso, pese a hacerlo de forma involuntaria al intentar controlar el balón, un desvío suyo en la prolongación permitió al inglés firmar el definitivo 1-2.

Modric, que debutó el 29 de agosto de 2012 con la camiseta blanca precisamente ante el Barcelona en la vuelta de la final de la Supercopa al reemplazar a otro germano, Mesut Ozil, es uno de los líderes de uno de los mejores centros del campo de la historia del club y su fútbol aún sigue vigente.

Es el cuarto extranjero con más partidos del Real Madrid, tras el francés Karim Benzema (648) y los brasileños Marcelo (546) y Roberto Carlos (527), y es uno de los quince futbolistas con más encuentros en la historia del club.

Lo ha ganado todo con la camiseta blanca, tres ligas, cinco Ligas de Campeones, dos Copas del Rey, cuatro Supercopas de España y otras tantas de Europa, y cinco Mundiales de Clubes, y ha marcado 37 tantos.

En el aspecto individual, entre otros numerosos galardones, recibió el Premio The Best de la FIFA y el Balón de Oro en 2018.

Modic, contento con sus 500 partidos en Real Madrid

El croata Luka Modric se mostró emocionado tras alcanzar 500 partidos con el Real Madrid en el clásico de Montjuic ante el Barcelona, "orgulloso" por llegar a "un número especial" y hacerlo con un triunfo ante el eterno rival (1-2).

"Estoy muy orgulloso de representar este club tantas veces, 500 es un número muy especial y contra un rival grande en el clásico. Poder llegar a esta cifra y ganar el partido, no puedo pedir más. Muy contento y orgulloso de alcanzarlo en el club más grande de la historia. Estoy muy contento", valoró con emoción.
"Hemos demostrado una vez nuestro carácter, nunca rendirnos, ir hasta el final. Hemos hecho muy bien el segundo tiempo y merecimos ganar. No podía ser un día más especial para mí, con 500 partidos, ganando en el clásico. No puedo pedir más. Es un número muy grande, creo que no soy consciente de lo que estoy consiguiendo en este club", añadió en Real Madrid TV.

AM

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas