¿Puedo ir a la cárcel por deberle al SAT?

No pagarle tus impuestos al SAT puede tener diversas consecuencias; aquí te explicamos todo lo que debes saber sobre el tema.

No pagarle al SAT o tratar de engañarlo tiene diferentes consecuencias / Antonio Texta.
Ciudad de México. /

El Servicio de Administración Tributaria, conocido simplemente por sus siglas SAT, es uno de los órganos administrativos mexicanos que más dudas le causa a la ciudadanía. Esto se debe a que es la máxima autoridad fiscal responsable del cobro de impuestos en México.

Debido a que el SAT es el encargado de recaudar los impuestos de todos los trabajadores en México, el tener deudas con él puede resultar problemático. Sin embargo, ¿hasta dónde pueden llegar las consecuencias? Aquí te explicamos todo el respecto.

¿Qué son los impuestos?

De acuerdo con el banco BBVA, los impuestos son contribuciones obligatorias con las que el gobierno obtiene dinero, el cual deberá de ser invertido para el bienestar de la sociedad (educación, mantenimiento de las calles, transporte público o seguridad, por ejemplo).

Debido a que es un pago obligatorio, no pagar impuestos le puede generar a un trabajador o a dueños de empresas problemas y consecuencias.

Cabe destacar que los impuestos se dividen en tres: los federales, donde se incluye el ISR, el IVA, o el impuesto sobre automóviles nuevos; los estatales, donde cambiarán dependiendo el estado o entidad federativa en la que uno se encuentre; y los municipales, como por ejemplo el predial.

EL SAT recibe los impuestos federales / Archivo.

¿Quiénes deben pagar impuestos?

En México hay diferentes tipos de contribuyentes, es decir, personas que deberán de cumplir con el pago de impuestos:

Personas físicas: trabajadores y trabajadoras registradas ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Sin embargo, para las personas, la actividad que realice determinará su tipo de régimen y, por lo tanto, cuándo y qué impuestos deberán de pagar. Los regímenes de las personas físicas son:

  • Asalariados: las personas que reciben un salario y otras prestaciones por un trabajo que depende de un empleador.
  • Por honorarios: las personas que prestan servicios profesionales de manera independiente a una empresa, el gobierno u otra persona físico. En este caso, al no tener un patrón como los asalariados, sus contribuciones ante el SAT son a título personal
  • Con actividades empresariales: aquellas personas que realicen actividades comerciales, industriales, de transporte, de pesca, ganaderas o agrícolas
  • Con incorporación fiscal: las personas que lleven a cabo actividades empresariales, vendan bienes o presten servicios para los que no se necesita de un título profesional. Aquí también entran los trabajadores que obtengan ingresos a través de intereses
  • Por arrendatario: contempla a las personas que ganen dinero a través de la renta de sus bienes inmuebles

Personas morales: son asociaciones o empresas, es decir, aquí se contempla la unión de varias personas físicas. Para éstas, el pago de impuestos al gobierno tomará en cuenta la finalidad de la compañía, es decir, si se tienen fines de lucro o no.

En resumen, si te encuentras en cualquiera de los anteriores regímenes, debes de pagar impuestos.

Te recomendamos ¿Por qué hay guerra entre Israel y Palestina?
  • Internacional Redacción

¿Cuándo debo pagar impuestos?

Teniendo en cuenta lo anterior, debes saber que, dependiendo el impuesto, se podrá saber cuándo hay que pagar. Algunas de las fechas más relevantes son:

  • Enero y febrero: predial
  • Enero y marzo: tenencia
  • Abril: declaración anual de impuestos para personas físicas
  • Julio a diciembre: verificación vehicular.

No obstante, para esta nota nos centraremos en la declaración anual de impuestos para personas físicas, pues es el trámite que se lleva a cabo ante el SAT por todos los contribuyentes.

Como lo mencionamos con anterioridad, si entras en cualquiera de los regímenes de las personas físicas en México, deberás declarar ante el SAT anualmente en el mes de abril.

Si formas parte del régimen de los asalariados, podrás darte cuenta que, mensualmente, se descuenta de tu pago una cantidad de dinero bajo el concepto de ISR (Impuesto Sobre la Renta). Esto es debido a que la empresa para la que trabajas lleva a cabo por ti tu declaración.

Sin embargo, en el caso de los asalariados hay algunas excepciones por las que sí deberás de presentar tu declaración anual ante el SAT:

  • Si obtuviste ingresos mayores a 400,000 pesos en el año.
  • Si trabajaste para dos o más patrones en el mismo año, aún cuando no hayas rebasado los 400,000 pesos
  • Si solicitaste por escrito a tu patrón que no presente tu Declaración Anual.
  • Si dejaste de prestar tus servicios antes del 31 de diciembre del año de que se trate.
  • Si prestaste servicios por salarios a personas que no efectúan retención como embajadas u organismos internacionales.
  • Si obtuviste otros ingresos acumulables (honorarios, arrendamiento, actividades empresariales, entre otros) además de salarios.
  • Si percibiste ingresos por concepto de jubilación, pensión, liquidación o algún tipo de indemnización laboral.

¿Puedo ir a la cárcel por deberle al SAT?

Ahora que conoces quiénes deben pagar impuestos y cuándo se debe de hacer, podemos explicar las consecuencias de no pagarle al SAT. En el Código Fiscal de la Federación hay un delito conocido como defraudación fiscal, el cual es cometido por toda aquella persona que, con uso de engaños o aprovechamiento de errores, omita total o parcialmente el pago de alguna contribución.

En otras palabras, al cometer engaños para no pagarle nuestros impuestos completos al SAT estamos cometiendo el delito de defraudación fiscal. La consecuencia de esto pueden con, inclusive, la cárcel.

De acuerdo con el Artículo 108 del Código Fiscal de la Federación, se castigará con las siguientes condenas a aquella persona que cometa la defraudación fiscal a aquella persona que no le pague sus impuestos al SAT como corresponde:

  • Con prisión de tres meses a dos años cuando el monto de lo defraudado no exceda de un millón 221 mil 950 pesos
  • Con prisión de dos años a cinco años cuando el monto de lo defraudado exceda de un millón 221 mil 950 pesos, pero no de un millón 832 mil 920
  • Con prisión de tres años a nueve años cuando el monto de lo defraudado fuere mayor de un millón 832 mil 920 pesos.
“Cuando no se pueda determinar la cuantía de lo que se defraudó, la pena será de tres meses a seis”, se lee.

Otras multas que impone el SAT por no hacer correctamente la declaración anual de impuestos se encuentran:

  • De mil 400 a 17 mil 370 pesos por cada una de las obligaciones no declaradas de manera espontánea dentro del plazo correspondiente.
  • De mil 400 a 34 mil 730 pesos por cada obligación a que estés obligado, al presentar una declaración, solicitud, aviso o constancia, fuera del plazo señalado en el requerimiento o por incumplimiento de dicho requerimiento.
  • De 14 mil 230 a 28 mil 490 pesos por no presentar las declaraciones por internet estando obligado a ello, presentarlas fuera del plazo o no cumplir con los requerimientos de las autoridades fiscales para presentarlas o cumplirlos fuera de los plazos señalados.

KT

Sistema de Administración Tributaria (SAT) | Especial

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas