Netflix retrata terrible secuestro en el documental "American Nightmare"

En 2015, una mujer fue secuestrada por un intruso enmascarado que irrumpió en su casa; la policía sospechó que ella y su novio planearon todo para cobrar recompensa.

American Nightmare: documental de Netflix relata extraño secuestro
Ciudad de México /

La terrible experiencia de Denise Huskins, cuyo secuestro en la casa de su novio en el norte de California fue inicialmente descartado como un engaño por las autoridades, está recibiendo atención como tema de una nueva serie documental de Netflix, “American Nightmare”.

El 23 de marzo de 2015, la mujer fue secuestrada por un intruso enmascarado que irrumpió en su casa en Vallejo, una ciudad en el Área de la Bahía de San Francisco. Su novio, Aaron Quinn, dijo a los detectives que se despertó con una luz brillante en su rostro y que los intrusos los habían drogado, vendado y atado a ambos antes de tomar a Huskins a la fuerza en medio de la noche. Quinn también dijo que los secuestradores exigían un rescate de 8 mil 500 dólares.



Un detective de la policía de Vallejo interrogó a Quinn durante horas, sugiriendo en ocasiones que podría haber estado involucrado en la desaparición de Huskins. El hombre se sometió a una prueba de polígrafo y un agente del FBI le dijo que había fallado, dijo la pareja más tarde en un libro sobre su terrible experiencia.

La joven, que tenía 29 años en ese momento, apareció ilesa dos días después afuera del departamento de su padre en Huntington Beach, una ciudad en el sur de California, donde, según dijo, la dejaron. Ella reapareció apenas unas horas antes de que se pagara el rescate.

¿Huskin y Quinn fingieron el secuestro?

Ese mismo día, la policía de Vallejo anunció en una conferencia de prensa que no habían encontrado evidencia de un secuestro y acusó a Huskins y Quinn de fingir el secuestro, lo que provocó una búsqueda masiva.

La policía dijo que comenzaron a sospechar porque Quinn esperó horas para denunciar el secuestro. En la rueda de prensa, el portavoz Kenny Park expresó su disgusto por los recursos supuestamente despilfarrados, con 40 detectives asignados al caso, y el miedo que causó entre la comunidad.

Pero Quinn y Huskins insistieron en que no era un engaño e insistieron en que ellos eran las víctimas. El abogado de Quinn explicó la demora en informar a la policía señalando que su cliente había sido atado y drogado.


Se demostró que la pareja tenía razón cuando Matthew Muller, un abogado inhabilitado y educado en Harvard, fue capturado y acusado del secuestro de la joven.

Muller fue arrestado el 8 de junio de 2015 en South Lake Tahoe por un robo con allanamiento de morada ocurrido en Dublín, ciudad del Área de la Bahía, y que tenía similitudes con el caso Vallejo. El hombre se declaró culpable del secuestro y cumple una pena de prisión de 40 años.


  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas