Maribel Guardia revela que su hijo Julián Figueroa tenía miedo de morir: “le tenía pavor”

La actriz confesó que la muerte de Joan Sebastian y sus hermanos le afectó mucho a su hijo.

La actriz habló sobre la manera en la que la muerte de su padre y hermanos lo afectó
Ciudad de México /

Maribel Guardia abrió su corazón en una reciente entrevista con Matilde Obregón en donde habló sobre la muerte de su hijo Julián Figueroa, quien aseguró, tenía miedo de morir.

La famosa actriz rompió el silencio y se sinceró sobre la muerte de su hijo, quien sufrió un infarto agudo al miocardio y fibrilación ventricular, confirmado por un médico. Maribel mencionó que uno de los mayores miedos de su hijo era la muerte.


“Siempre le tuvo mucho miedo a la muerte, le tenía pavor. Siempre me decía: ‘Mamá, yo tengo mucho miedo a morirme, ¿a ti no te da miedo la muerte?’”.

Añadió que ese temor en su hijo se mantuvo tras la muerte de su padre Joan Sebastian y sus hermanos, pues aseguró que perderlos le afectó demasiado.

“Lo afectó mucho el cáncer del papá y la muerte de sus hermanos, a pesar de que no eran hermanos tan cercanos. Yo desde chiquitito lo enseñé a querer y respetar a sus hermanos, creo que los admiraba (…) Obviamente eso lo afectó mucho y por eso tuvo problemas con el alcohol”.

¿Cómo se enteró Maribel Guardia de la muerte de Julián Figueroa?

De acuerdo con la propia Maribel Guardia, el domingo 9 de abril, día en que Julián Figueroa perdió la vida, su hijo no se había levantado, por lo que luego de algunas horas y después de que su nuera lo encontró sin vida, ella se encontraba haciendo una función de teatro.

Mencionó que ese día su sobrina la llevó en su carro al teatro. Una vez terminada su función, Marco, el esposo de Maribel le pidió que todavía no llegara a la casa ya que Julián e Imelda estaban en medio de una pelea; Marco ya sabía de la muerte del cantante.

"Nos fuimos a cenar tacos, pero no me pasaron, me pude comer la mitad, sabía que algo andaba mal. Le hablo a Marco y me dice 'Julián está muerto'. Yo agarré el teléfono, lo tiré contra el vidrio, empecé a pegar gritos como loca. De milagro no se estrelló; lo más triste y más doloroso que ha pasado en mi vida", recordó.

Finalmente, mencionó que una vez que llegó a su casa, comenzaron a llegar todos los medios de comunicación. Asimismo, reiteró que fue “el amor de su vida” y que Julián era un ser rodeado de amor.

"Cuando yo me enteré, en las redes sociales ya lo habían publicado. Mi niño amado, el amor de mi vida. Lo amé tanto", finalizó.



GB

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas