Así fue el día que sicarios de los Beltrán Leyva irrumpieron en casa de la mamá de 'El Chapo'

En 2016, pistoleros del Cártel de los Beltrán Leyva entraron hasta la ranchería de La Tuna, Badiraguato, Sinaloa, buscando a Aureliano Guzmán Loera “El Guano”, hermano de “El Chapo”.

El día que los Beltrán Leyva ingresaron en la casa de la mamá de "El Chapo" Guzmán. | Especial
Badiraguato, Sinaloa /

Vivir al margen de la legalidad acarreó diversas consecuencias para Joaquín Guzmán Loera. A pesar de que el co-fundador del Cártel de Sinaloa cumple una condena de cadena perpetua en una prisión de máxima seguridad en Estados Unidos, su liderazgo en la organización delictiva también expuso a riesgos a su círculo familiar más cercano.

Desde sus hijos y hasta su propia madre se convirtieron en objetivos clave para miembros y socios de organizaciones rivales a la de El Chapo Guzmán. No obstante, todos y cada uno de sus enemigos tenían claro que intentar realizar alguna operación en Badiraguato o Culiacán figuraba como una misión suicida.


Y es que, no es un secreto que el bastión del Cártel de Sinaloa es resguardado por sus mismos miembros, quienes fuertemente armados evitan que cualquier otro grupo delictivo tome el control de su territorio, rutas y millonario negocio ilícito.

Hasta hace apenas unos días, el municipio de Badiraguato era considerado como uno de los más vigilados del estado, en específico la ranchería de La Tuna, la cual fue el hogar durante décadas de María Loera Consuelo Pérez, madre del otrora narcotraficante sinaloense.

Conocida y respetada por los habitantes de la región, la mujer recién fallecida pasó sus últimos años de vida en una mansión incrustada entre las imponentes montañas de la Sierra Madre Occidental, un sitio al que pocas personas tienen acceso.

No obstante, existe un peculiar episodio en el que enemigos de El Chapo Guzmán irrumpieron en el hogar de Doña Consuelo, dejando a su paso no solo violencia y homicidios sino también una gran preocupación para el ex líder criminal.


Joaquín "El Chapo" Guzmán, ex líder del Cártel de Sinaloa. | Archivo

La irrupción en La Tuna


Corría el año 2016 cuando algunos medios de comunicación locales informaron sobre el riesgo que corrió la madre de Joaquín Guzmán Loera luego de que aproximadamente 150 hombres armados arribaran a invadir Badiraguato y la ranchería de La Tuna.

De acuerdo con una crónica de los hechos publicada por el semanario Ríodoce, los hombres encapuchados y armados buscaban por cada rincón del pueblo a Aureliano Guzmán Loera, hermano de El Chapo que es mejor conocido como El Guano.


Aureliano Guzmán Loera alias El Guano. | Archivo

Testigos de los hechos mencionaron al citado medio que en el momento del asalto los hombres vestían completamente de negro, portaban chalecos antibalas y gorras negras que llevaban impresas las insignias DEA e INTERPOL. Sin embargo, se especuló que en realidad eran pistoleros del Cártel de los Beltrán Leyva, una organización delictiva cuyos líderes pasaron de ser importantes socios para el Cártel de Sinaloa a unos de sus más aguerridos enemigos.

María Consuelo Loera Pérez solía rezar por las mañanas e, incluso, su casa cuenta con su propia capilla desde donde vio llegar a los gatilleros mientras sostenía una biblia en sus manos.

Por cada rincón de la casa de Doña Consuelo, los rivales de su hijo buscaron a El Guano y a Ángel Guzmán, quien fue identificado como uno de los principales operadores del hermano de El Chapo.

La madre de Joaquín Guzmán Loera se encontraba al interior de su casa cuando irrumpieron los pistoleros por distintas entradas, no obstante, al percatarse que Aureliano no estaba por ningún lado se dirigieron al camino que conduce a San José del Barranco en búsqueda del operador de El Guano.

El ensordecedor sonido de los disparos alertó a Ángel Guzmán sobre la presencia de los gatilleros, por lo que rápidamente repelió su ataque detonando una metralleta AK47 en cada mano, no obstante, al verse superado en números el operador de El Guano fue acribillado y su casa incendiada.

“Con otros cinco como Ángel se le hubiera hecho frente a toda esa gente, pero el pueblo estaba sólo porque el Guano se confió”, declaró para el semanario Ríodoce un residente de La Tuna.

Ningún habitante de La Tuna esperaba el asalto, sin embargo, los pistoleros de los Beltrán Leyva aprovecharon la ausencia de Aureliano Guzmán Loera y sus hombres para sembrar terror en el que es considerado como el corazón del imperio criminal del Cártel de Sinaloa.


Consuelo Loera, mamá de "El Chapo" Guzmán falleció a sus 94 años de edad. | EFE

Además de múltiples balaceras, los asaltantes despojaron a varios habitantes de La Tuna de vehículos, incluyendo Razers, motocicletas y camionetas 4x4.

Según lo expuesto en la crónica de Ríodoce, por las calles del municipio se escuchaba gritar a los pistoleros "Puros beltranes aquí; ellos sí que pagan bien, no como los guzmanes". En su irrupción, los rivales del Cártel de Sinaloa también cortaron los cables de teléfono e internet para incomunicar a los habitantes, por lo que la noticia tardó en llegar a los líderes de la organización delictiva.

Se presume que al enterarse de lo que estaba sucediendo en Badiraguato, El Chapo Guzmán dio la orden de ejecutar a los invasores para lo cual tanto él como El Guano enviaron al menos 200 hombres traídos desde distintas partes del país para enfrentar a sus rivales y recuperar el control de La Tuna.

La movilización provocó que habitantes de la ranchería, Arroyo Seco y La Palma dejaran sus hogares y se resguardaran en la cabecera municipal de Badiraguato o en Culiacán mientras los miembros del Cártel de Sinaloa escribían un capítulo más de la historia de su brutal enemistad con el Cártel de los Beltrán Leyva.

María Consuelo Loera Pérez poco pudo hacer para evitar la irrupción de los pistoleros en su hogar e, incluso, existe una versión sobre los hechos replicada en medios de comunicación locales que apuntan a que la madre de El Chapo fue sacada de su hogar en una avioneta para garantizar su seguridad.

A costa de balas y violencia, el Cártel de Sinaloa encabezado por la familia Guzmán logró recuperar su bastión, el cual continúa siendo hasta la actualidad uno de los sitios clave para comprender la historia del narcotráfico en México.


cog 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas