¿Qué es mejor, casarse por bienes mancomunados o separados?

El régimen patrimonial es el sistema que cada pareja próxima a casarse va a elegir antes del matrimonio; revisa aquí en qué consiste cada uno.

Régimen patrimonial: Bienes separados o mancomunados │Telediario.
Monterrey, Nuevo León. /

Pensar en casarse es una de las decisiones más importantes en la vida de hombres y mujeres, pues es la persona con la que pasarás casi el resto de tus días y con quien compartirá buenos, regulares y malos momentos, además, será la persona con la que posiblemente tendrás uno o más hijos.

El matrimonio significa un compromiso para siempre, por lo que las parejas deben considerar todo lo realmente importante al pensar en casarse, entre lo que deberán decidir es saber si van a casarse por bienes separados o mancomunados


Es importante y muy necesario que antes de cualquier decisión, las parejas conozcan a la perfección el régimen patrimonial que van a elegir, es decir, bienes mancomunados o separación de bienes. 

¿Qué es el régimen Bienes mancomunados o sociedad conyugal?

El régimen de Bienes mancomunados es en el que, después del matrimonio civil, lo que se adquiera será propiedad de los dos, 50 por ciento cada uno.

Si existen deudas a partir del matrimonio, estas también serán responsabilidad de los dos, y también van sobre el 50 por ciento de cada uno.

En los contratos de garantía deberán firmar los dos.

Si alguno de la pareja adquirió algún bien antes del matrimonio y está pagándolo a plazos, será de la persona que lo obtuvo, excepto si es una vivienda o enseres familiares. 

Las pertenencias que cada uno tenía antes del matrimonio, continuarán siendo sólo de quien lo adquirió, además, el Código Civil Federal señala que si alguno de los esposos recibe una herencia dentro de las fechas del matrimonio, esta no será parte de la repartición equitativa.

Ventajas y desventajas de régimen patrimonial.

¿Cómo es la separación de bienes en el matrimonio?

En el régimen patrimonial de 'separación de bienes', todos los bienes comprados después del matrimonio civil serán sólo de la persona que los adquiere.

Quien sea dueño o dueña de algún bien, podrá disponer de él sin pedir alguna autorización o consentimiento de la pareja.

Además, los bienes obtenidos antes del matrimonio seguirán siendo de la persona que los compró, y sobre las deudas adquiridas dentro del matrimonio, en este régimen, serán únicamente responsabilidad de quien las contrajo.

Toma en cuenta que si alguno de los cónyuges tiene o adquiere una gran deuda, los despachos de cobranza no podrán considerar las finanzas de la otra persona.


.



  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas