Conversaciones de 'El Cholo Iván' con 'El Chapo' podrían hundirlo ante justicia de EU

Identificado como uno de los jefes de escolta de Joaquín Guzmán Loera, Jorge Iván Gastélum Ávila será extraditado a Estados Unidos para enfrentar cargos por narcotráfico y portación de armas de fuego.

El Cholo Iván es acusado por conspirar para traficar cocaína y mariguana. | Archivo
Ciudad de México /

La fiscalía estadunidense tiene en su poder una serie de conversaciones con las que podría hundir a quien identificó como uno de los jefes de escolta de Joaquín El Chapo Guzmán: Jorge Iván Gastélum Ávila. En ellas, se escucha a ambos discutir el tráfico de drogas, la pelea por plazas en Sinaloa, el secuestro y ejecución de rivales e incluso amenazas y agresiones a fuerzas del orden público.

Conocido como El Cholo Iván, se le acusa con un cargo por conspirar para traficar cocaína y mariguana y otro por portar armas de fuego con la finalidad de traficar drogas. A decir de las autoridades estadunidenses, era un sicario de alto perfil que recibía órdenes directas del ex líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán Loera.


Según los fiscales de Estados Unidos durante el juicio en contra de El Chapo, el ex líder narcotraficante daba órdenes a Gastélum en las que “decidía quién vivía y quién moría.”

Durante el juicio de 2019 contra Guzmán Loera, los fiscales presentaron una serie de audios interceptados que consiguieron a través de Christian Rodríguez, un técnico colombiano que se había especializado en la instalación en sistemas de espionaje y de comunicación segura para cárteles de la droga en su país y fue recomendado a El Chapo por su mano derecha, Alex Cifuentes.

Rodríguez trabajó por casi cuatro años para el Chapo Guzmán. Gracias a eso, tuvo acceso al servidor donde se almacenaban las conversaciones privadas que el ex líder del Cártel de Sinaloa tenía con sus empleados, como El Cholo Iván. Y que no dudó en entregar para evitar enfrentar a las autoridades estadunidenses cuando descubrieron su pequeño negocio informático criminal.

Jorge Iván Gastélum Ávila, jefe de escoltas de Joaquín El Chapo Guzmán. | Archivo


Entre la evidencia, hay conversaciones entre El Cholo y El Chapo, de cómo trabajaban con las autoridades locales que tenían en la nómina del Cártel de Sinaloa:

JGL: “Era la policía.”

CI: “Los policías locales, los policías locales. El otro día pude ponerlos en su lugar porque hablé con el director, con el director, y ellos dijeron que las cosas iban a funcionar bien.”


E incluso cómo amenazaban y agredían a las autoridades, incluso federales, para que se ajustaran a sus órdenes.

JGL: “Muy bien Cholo, cuenta con ello y estamos en contacto. Nada más tranquilo con la gente para que… escucha, ¿golpeaste a esos policías?”

CI: “Les pateé el trasero… los federales, a todos, locales y…”

JGL: “No seas tan duro pinche Cholo. Relájate con la policía.”

CI: “Bueno, usted me enseñó a ser un lobo, actuar como un lobo. Lo estoy recordando y así es como me gusta hacerlo.”

Otras discusiones eran acerca de cómo se tenían que gestionar los secuestros y asesinatos de rivales, para evitar agresiones en contra de civiles inocentes.

JGL: “Y alguien… una vez que los tienes amarrados y así, debemos revisar para asegurarnos que no ejecutemos gente inocente.”

CI: “Sí, señor, pero, bueno, hay gente que actúa demasiado rápido aquí, muy, bueno… no les importa de hecho, va a ser jodidamente difícil.”

Otro tema de estas conversaciones en poder de autoridades estadunidenses, está la discusión sobre la venta de cocaína a distribuidores.

JGL: ¿Y la cocaína? Pregúntale si tiene cocaína.

CI: Lo voy a trabajar con ellos.

JGL: Asegúrate de que no te queden kilos, ¿correcto?

Una de las pláticas telefónicas narra un enfrentamiento entre sicarios del Cártel de Sinaloa, incluido El Cholo Iván, con elementos del cártel rival de los hermanos Beltrán Leyva por el control de la plaza.

Cholo: No, no, bueno, hijos de perra, es solo que… bueno, bueno, manejé todo hasta Guasavito anoche. Le di una buena rafageada a esos bastardos porque los malditos llegaron y mataron a uno de mis policías por la entrada anoche. ¿Me escuchas?, Hola…


CI: No, de nuevo, te digo, no me pueden hacer huir a ningún lugar. A la mierda huir. Yo me muero, me muero en el frente de batalla antes de huir.

CI: Los perseguimos hasta Guasavito. Fuimos ahí anoche, desde Burrión corrieron aún más lejos.

JGL: Bueno, hijos de perra, ¿qué hacían ellos ahí?

A menos que logre un acuerdo de culpabilidad o de colaboración, los fiscales estadunidenses están listos para reproducir estos audios ante un jurado, para convencerlos de que Jorge Iván Gastélum Ávila formó parte del círculo cercano de Joaquín El Chapo Guzmán, con lo que podría enfrentar entre 5 años y hasta prisión de por vida, en caso de ser encontrado culpable.


cog 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas