Investigan maltrato animal en zoológico de Guerrero; vendían y sacrificaban animales

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) detectó irregularidades en el manejo de recursos tras proceso de entrega recepción del parque ecológico Zoochilpan.

Autoridades informaron que las irregularidades fueron encontradas durante el proceso de entrega-recepción del parque ecológico. | Especial
Chilpancingo, Guerrero /

Autoridades ambientales de Guerrero iniciaron una investigación por maltrato animal en el zoológico ZooChilpan. Animales sacrificados, ventas e intercambio de ejemplares es lo que se ha encontrado, sin que hasta el momento exista una denuncia formal por los hechos. 

El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), Ángel Almazán Juárez confirmó que cuatro watusis, una cebra y ocho borregos de berbería que no se encontraron en el parque ecológico ZooChilpan, fueron intercambiados y vendidos por el ex director José Rubén Nava Noriega de manera irregular, sin informar a las autoridades de los movimientos realizados.

El manejo de los recursos, de acuerdo con el titular de Semaren se dio de manera irregular, incluso con la alteración de documentos y sin cumplir con el procedimiento que impone la ley.



Por medio de una rueda de prensa virtual, Almazán Juárez informó en orden cronológico las irregularidades que fueron encontradas durante el proceso de entrega-recepción del parque ecológico Zoochilpan.

En la difusión de los resultados de la revisión participó Noe Cruz González, jefe de la Unidad de Recursos Naturales de la Semarnat  y Fernando Domínguez Bernaldes, encargado de despacho del ZooChilpan.

Los cuatro watusis fueron intercambiados por materiales, herramientas e insumos… que no existen

En el tema de los watusis, se señala que cuatro ejemplares que fueron intercambiados -según el acta entrega recepción- por el anterior director, José Rubén Nava Noriega, con fecha 8 de diciembre del 2022 por materiales, herramientas e insumos que “son necesarios para el buen funcionamiento del parque ecológico”, por lo que fueron entregados a Juan José Jiménez Ordaz, ciudadano avecindado en el Estado de México.

El titular de Semaren confirmó que en las instalaciones del ZooChilpan no existe ningún material supuestamente recibido a cambio de los ejemplares de watusi.



Nunca se especifica el material que se entregó ni la cantidad, además de que el intercambio de los bovinos no fue notificado a Semaren, Profepa ni la Semarnat para atestiguar el cambio, utilizando a trabajadores del mismo lugar como testigos de la entrega, lo que no está considerado en el procedimiento que establece la ley.

De acuerdo con la revisión, las dependencias señalan que en realidad no hubo un intercambio, si no una venta de los animales, además de que solo se dejó un watusi joven, el cual al ser el único, no tiene posibilidad de reproducirse.

Hasta el momento no se ha podido ubicar el paradero de los otros cuatro ejemplares, por lo que se desconoce si la persona que los recibió tiene las condiciones y el espacio necesario para que los animales vivan.

Hasta el momento no se han podido ubicar cuatro ejemplares los cuales originalmente se creían desaparecidos. | Especial


Por otra parte, personal del zoológico confirmó que ex director recibió de su antecesor la cantidad de 65 mil pesos, los cuales no fueron ingresados a la administración del parque y los utilizó para comprar equipos de radio y una máquina para calentar leche, la cual se confirmó por medio de facturas, que es “un simple microondas” normal.

Además de que se gastó en dicho material 48 mil pesos, de los cuales, el sobrante que fue de 17 mil pesos tampoco se ingresó.

En el caso de la cebra, se señala que el 3 de enero del 2023 fue entregada al señor Rene Rabín Trujillo Sotelo, a cambio de tres ciervos rojos (un macho y dos hembras) sin la autorización de la Semarnat, la cual aprobó el intercambio de aprovechamiento hasta el 10 de enero.



Al igual que en el caso de los bovinos, tampoco se confirmó si el nuevo propietario contaba con un espacio y lugar adecuado para el ejemplar, además, el titular de Semaren aseguró que el valor monetario de los 3 ciervos no es equivalente al de la cebra.

En ambos casos, se señala que la Profepa continuará con la investigación para dar con el paradero de los animales.


El venado rescatado por vecinos murió por negligencia


En el caso que fue denunciado por un vecino del fraccionamiento Zinnia, que rescató a un venado y murió al interior del zoológico, el ex director declaró que el deceso del animal fue provocado por hemorragias, estrés en el traslado y estar infestado de garrapatas.

Sin embargo, la persona que lo rescato aseguró que no tenía heridas profundas y el personal de Protección Civil que lo trasladó, que no se inyectó adecuadamente ni se atendieron el sangrado de sus heridas.



El personal del zoológico confirmó que se cortaron las astas del venado sin anestesia, además de que le prestó poca importancia, al dedicarse de lleno al festejo del Día de Reyes que se llevó a cabo en las instalaciones.

El venado fue atendido después de seis horas de su ingreso, suturando las heridas sin anestesia y dejando al ejemplar sin observación ni medicamentos, por lo que amaneció muerto, sin que se supiera la hora del deceso.

La Semaren sostiene que el deceso fue provocado por negligencia médica.


Borregos de Berbería fueron vendidos por 54 mil pesos


En el caso de los nueve ejemplares de borregos de berbería, se confirmó que seis de ellos fueron dados de baja del inventario del zoológico, pero solo 5 fueron autorizados por la Semarnat.

Se confirmó que nueve ejemplares fueron vendidos por 54 mil pesos, para documentar el movimiento se utilizaron actas apócrifas, pero el dinero nunca ingresó al sistema del zoológico.

En cambio, sólo se reportó la compra de una impresora con un valor de 6 mil 500 pesos.



Las dependencias localizaron facturas de laboratorios que corresponden a familiares de Nava Noriega, entre ellas se encuentra un comprobante falso por 45 mil pesos, destinados presuntamente a la compra de pacas de avena que nunca llegaron al ZooChilpan.


Sacrificaron cabras pigmeas para comerlas en la posada


Dentro de las irregularidades detectadas, se confirmó que, según el inventario de julio del 2022, se menciona la existencia de 5 ejemplares de cabras pigmeas pero en realidad existían 10.

Cinco cabras fueron sacrificadas por órdenes del ex director y preparados como alimento para la posada de fin de año, en diciembre de 2022. | Especial


Cinco machos fueron sacrificados por órdenes del ex director y preparados como alimento para la posada de fin de año, en diciembre de 2022.

Se consigna que hay un yaguarundí que entregó la Semarnat que hasta el momento no se encuentra en existencia, 10 reptiles, un halcón cola blanca, una guacamaya y coyotes.



cog 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas