Detienen a hombre por amenazar a otro con un arma blanca en la colonia San Jorge en Monterrey

El hombre fue identificado como Aldo Azael T., de 28 años de edad, quien fue capturado en avenida Lincoln y María Jesús Candia.

Un hombre fue detenido por el delito de amenazas en Monterrey. | Cortesía
Monterrey, Nuevo León /

Un hombre fue detenido por oficiales de la Policía de Monterrey, luego que presuntamente golpeara a un transeúnte y lo amenazara con un arma blanca, en la colonia San Jorge.

El hombre fue identificado como Aldo Azael T., de 28 años de edad, quien fue capturado en avenida Lincoln y María Jesús Candia, a las 20:30 horas del lunes.

Elementos de la Policía de Monterey que realizaban labores de vigilancia, reciben el llamado del personal del C4i4 sobre una riña, por lo que acuerden de inmediato.

Al llegar se entrevistan con el afectado, quien refiere que se encontraba en una plaza cuando llega un hombre y lo empieza a insultar en repetidas ocasiones, mencionándole que le tenía que pagar un golpe a su vehículo.

Ante esto, el afectado indica no saber nada sobre eso, por lo que el presunto responsable lo golpea intentándolo agredir con un arma blanca tipo cúter.

Posteriormente, el agresor al ver la presencia de la unidad intenta huir, abordando un vehículo Volkswagen en color rojo y placas de circulación TAV-909-B, pero es detenido metros más adelante.

El hombre fue trasladado a las instalaciones de la Policía de Monterrey, donde quedó a disposición del Ministerio Público, por los delitos que le resulten.

¿Qué es y qué implica el delito de amenazas?

El delito de amenazas se refiere a cualquier acción o comunicación que tenga la intención de causar miedo o intimidación en otra persona. Implica hacerle creer a alguien que enfrentará daño físico, emocional, económico o algún otro tipo de perjuicio si no cumple con ciertas demandas o condiciones impuestas por el individuo que hace la amenaza.

Las implicaciones del delito de amenazas pueden variar según la jurisdicción y las circunstancias específicas del caso, pero generalmente incluyen:

Penalizaciones legales: Las amenazas son consideradas un delito en la mayoría de las jurisdicciones y pueden acarrear sanciones legales que van desde multas hasta prisión, dependiendo de la gravedad de la amenaza, el impacto en la víctima y otras circunstancias relevantes.

Impacto emocional: Las amenazas pueden tener un impacto significativo en la víctima, causando miedo, ansiedad, estrés y otros problemas emocionales. Este impacto puede persistir incluso después de que la amenaza haya sido realizada.

Violencia potencial: En algunos casos, las amenazas pueden ser precursores de violencia física real. Es importante tomar en serio cualquier amenaza y buscar protección adecuada, especialmente si se percibe un riesgo real de que se lleve a cabo el daño.

Daño a la reputación: Dependiendo de la naturaleza de la amenaza y las circunstancias en las que se realiza, ésta puede causar daño a la reputación de la víctima, especialmente si se hace pública o se utiliza para difamación.

Disrupción de la paz pública: Las amenazas pueden generar temor e inquietud en la comunidad en general, lo que puede perturbar la paz y la seguridad pública.

cog 

  • Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de TELEDIARIO; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Las más vistas